• Slide 01 8f33eb66f853f52e132385c584b6733900c571b94576ae0dc22093166e55af4b

    Pasión
    por una tierra

    La que nos arraiga.
    La que nos hace mirar al futuro.
    Con la que disfrutamos nuestro presente.
  • Slide 02 45db8f7db9ec76c19e8ae4e71dd6ed030a8d461b301d17bb1e9f117a8eea2ff5
    Slide caption 01 34ded48b7a9865f78e45ff382f3005f0dd11129097ef78cfba5a079e930500fb

    Un producto
    inimitable

    Sólo en este marco incomparable
    podrá descubrir este producto único
  • Slide 03 b31bcedcdc9e749793101b8ed3a15581e4bf1e9f9125793a2b98c7e7a898a428

    Proceso
    artesanal

    Conozca en detalle todo el proceso,
    desde la recolección al embotellado

Historia

La tradición a partir de la constancia

Home img 1 d3030e4ff42fd723dedeb8ffff5037592d6780669f10cd932ccb3f13d4991a21

Bodegas Galán Portero es una empresa familiar, ubicada en la localidad de Montilla dentro del marco regulador de la denominación de origen protegida de Montilla-Moriles, afamada tierra de vinos. Su origen se establece a mediados del siglo XX. Los fundadores, Don Antonio Galán López y Doña Soledad Portero Urbano eran un matrimonio montillano dedicado a la labor en el campo. Tenían tierras dedicadas a la vid, el olivo y a cultivo de cereal. Habían luchado por crecer, en distintas localizaciones de la campiña cordobesa, en proyectos que los llevaban a comprar, cultivar y recolectar, cambiando de tierras cuando surgía una posibilidad de mejora.

En ese tiempo, con unos hijos ya dispuestos para ayudar en las labores familiares, se decidió fundar una pequeña bodega, un negocio familiar donde, a raíz de los estupendos viñedos de la comarca, elaborar vinos de calidad. Los inicios fueron duros, luchando por encontrar un hueco en un mercado establecido y nada fácil, como es el del vino montillano.

Como era lo más habitual, empezaron con vino fino, cuidando con esmero la elaboración, pero pronto se dieron cuenta que el mercado no aceptaba estos caldos de una bodega tan pequeña, y en consecuencia decidieron probar a elaborar vino dulce Pedro Ximénez, caldo elaborado a base de uva pasa, lo que incrementaba el coste pero que tenía un mercado menos saturado.

En esta situación, decidieron abogar por elaborar un vino de excelente calidad, pese a la complicación y coste que eso implicaba. Con su viña, Antonio y sus hijos elaboraron con esfuerzo un vino de gran calidad, aprovechando que el terreno, el clima, y sobre todo la variedad de la uva, Pedro Ximénez, se prestaban de manera única a elaborar el vino enseña desde entonces de la bodega.

Existen varias leyendas acerca del origen de este vino. Desde que fue un soldado llamado Pedro Ximénez quien, desde el Valle del Rhin, trajo la primera cepa hasta su Córdoba natal; hasta quien asegura que el origen se encuentra en Portugal o Grecia. Lo cierto es que la genealogía de los viñedos de la región de Montilla-Moriles se remonta a la época romana, donde hace más de 2.000 años el vino, junto con el aceite, se exportaba en ánforas que cruzaban el Mediterráneo con destino a la capital del Imperio Romano. Los restos de la cerámica cordobesa encontrada en la casa de Séneca dan fe de que el ilustre filósofo abastecía su casa con vinos de esta región andaluza.

Pedro Ximénez es una variedad de uva morfológicamente de aspecto redonda, de piel fina, casi transparente. Encuentra su hábitat ideal en climas secos y calurosos, en los que proporciona vinos generosos de gran finura y elevado grado alcohólico natural. Su altísima sensibilidad a los climas húmedos ha provocado que dejase de cultivarse en marcos costeros, centrándose su producción más exclusiva y de mayor calidad en nuestro entorno Montilla-Moriles.

Home img 2 a72d04f42c80adeb5ce1e4c642ce6ffe400f36773f8d20aa834be38075c92297

El suelo es un factor primordial en la calidad de todos los vinos. En el marco de Montilla-Moriles predominan tierras albarizas, algunas de ellas con un alto contenido en sílice, ideal para el cultivo de nuestra Pedro Ximénez

Este mineral provoca una intensa refracción de la luz que adelanta en varios días la madurez de la uva con respecto al resto de la zona, proporcionando mostos a finales de agosto, con una gran riqueza en azúcares. La existencia de suelos aireados, profundos, secos y ricos en carbonato cálcico, hacen del terreno de la campiña cordobesa un perfecto sustrato para esta variedad.

Las particulares condiciones climatológicas que se dan en el marco de nuestra denominación de origen hacen de ella una zona única en el mundo para el soleado de las uvas en las paseras.

Fruto de una historia marcada por la constancia en el trabajo, de una variedad de uva y un terreno hechos el uno para el otro, y gracias a la pasión por un trabajo artesanal transmitida de padres a hijos, seguimos elaborando unos vinos dulces de una calidad excelsa.

Vinos puros de pasas, naturales, dulces, de color rubí oscuro, obtenidos a partir del soleado previo de la uva, casi hasta la pasificación. Sometidos a crianza para aumentar lentamente su color en las botas. Color que pasa de ambarino a tonalidades casi azabache, con contenidos mínimos en azúcares superiores a los 272 gramos por litro, llegando a alcanzar los 415 gramos por litro una vez envejecido, en su estado de mayor esplendor.

Auténtica miel de uva, se trata de vinos densos, cargados de agradables aromas varietales, con matices que recuerdan al higo pasificado, el chocolate, el cacao, el café, el dátil y por supuesto el olor característico de la uva pasificada que le da nombre, punzante fragancia y frutosidad.

Una verdadera fiesta para los sentidos, fragante y frutoso, suave en la boca y en absoluto empalagoso.

Vinos

Disponemos en nuestras bodegas de soleras con más de 25 años de antigüedad, de las que anualmente se realiza una saca para envasar nuestro PEDRO XIMÉNEZ “Marqués de la Vega Solera fundador”

Hablan los expertos

Premios

Solicite presupuesto sin compromiso para su celebración

Sorprenda a sus invitados con un regalo original. #RegalaPX